Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

5 errores de iluminación que debes evitar a toda costa

Queremos recordarte una serie de errores que son más habituales de lo que pueda parecer y que pueden estar impidiendo que consigas las ideas que tienes en mente.

Tenerlos en mente te evitará perder tiempo y dinero si hay que corregir resultados desastrosos en la realización de cualquier proyecto.

Recuerda que la iluminación juega un papel fundamental en la decoración.

1. No planificar

El primer error es pensar que la iluminación no requiere una planificación porque ‘como es lo último que se pone…’. Además se supone que ya hemos planificado el resto, ¿no? La iluminación es eso que queda para el final.

Planifica, piensa, analiza las características de cada espacio, el uso y las necesidades específicas de cada habitación.

Nuestro consejo es que puedes dejar para el final la elección de los modelos, sobre todo los más decorativos, para ver cómo va cobrando vida el espacio según avanza la obra.

Los puntos de luz, los enchufes y la distribución general hay que pensarla antes de empezar por si hay que hacer cambios en la instalación eléctrica. Recuerda que para los modelos de empotrar necesitas falso techo o una pared en la que poder instalarlos.

Consulta nuestro artículo Cómo planificar la iluminación de una vivienda.

2. Fíjate un presupuesto

Ya has estudiado las características y las necesidades del espacio. Ahora solo hay que llevarlo a cabo, poner en práctica las ideas. Un presupuesto te ayudará a enfocarte en cómo obtener unos resultados concretos.

No cometas el error de gastarlo antes de llegar a parte de la iluminación. Deja solo los detalles para el final.

No te preocupes, tienes soluciones de iluminación de calidad para todos los bolsillos.

3. Quiero algo así, como la foto de esta revista.

Pues sí, a mí también me encantan las soluciones propuestas en las revistas, pero la realidad es que no siempre son prácticas.

Las soluciones de las revistas no son aptas para todos los espacios. Son ideas orientativas que hay que adaptar a la realidad.

Recuerda también que los modelos elegidos deben combinar con el estilo y el resto del mobiliario. No compres una luminaria amarillo chillón si el tono de las paredes no hace juego.

Elige también modelos atemporales y fáciles de combinar... ese modelo que cuanto más lo miras más te gusta.

Anticipa el resultado para conseguir un espacio estético, funcional y acorde con los gustos de quien lo vaya a usar.

Consulta nuestro artículos sobre Cómo elegir una luminaria.

4. Querer iluminar una habitación con una bombilla de bajo consumo.

¿Realmente puedo iluminar un espacio amplio con una bombilla de bajo consumo o con una lámpara de muy baja potencia? Este es otro gran error.

Adquieres una lámpara muy chula, muy barata en una gran superficie que está súper iluminada y te parece que sí, que dará una luz suficiente.

Una solución para salir del paso: la iluminación general debe ser más potente o provenir de más puntos de luz. Añade lámparas auxiliares que completen y complementen la iluminación general, como una lámpara de sobremesa o un pie y un flexo de estudio.

Con una combinación de luces que provengan de distintos planos conseguirás un efecto cálido y más acogedor.

Ilumina siempre con cabeza y no vayas a los extremos: no peques por defecto, pero tampoco por exceso. Una única luz muy potente colocada en el techo resulta incómoda y hasta agresiva. Busca un equilibrio y un resultado armonioso, haz que la gente se sienta a gusto.

Nuestro consejo es que pidas asesoramiento en caso de duda. La luz tiene características y usos muy diferentes.

5. Cuestión de proporciones.

Una lámpara no debe darnos en la cabeza en una zona de paso, ni debe estorbarnos a la hora de comer o realizar una tarea.

Ten cuidado también con colocar luminarias que obstaculicen la apertura de puertas, ventanas y armarios.

Si te gustan las luminarias grandes, asegúrate siempre de tener bien calculadas las dimensiones del resto de los elementos.

En resumen, ten siempre en mente quién va a usar ese espacio y para qué. Es posible conseguir espacios armoniosos, funcionales, estéticos y eficientes.

¿Tienes dudas todavía? Ponte en contacto con nosotros y aclararemos todas tus consultas para que tu proyecto brille por sí mismo.

Recuerda que puedes cambiar la decoración de un espacio solo con la iluminación.

Saber más…

SUBIR