Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

El fenómeno de la iridiscencia en la naturaleza

La iridiscencia ha causado fascinación al ojo humano desde tiempo inmemorial. Dicho efecto se encuentra en la naturaleza, hallándose en animales y vegetales, sin olvidar determinados elementos inertes.

Es el resultado de la interacción de las ondas lumínicas con materiales de propiedades anisotrópicas. De este modo, la luz será reflejada con un color variable en función del punto de vista del observador. 

El efecto se debe a una particular composición de la materia con quirales asimétricos nanoestratificados. Se encuentran estas propiedades ópticas en las alas de insectos como la mosca, las perlas y en el fruto de algunas plantas como la Pollia condensata, por ejemplo.

Materiales tornasolados para la arquitectura

Si bien es cierto que ya se conocían estas manifestaciones de la luz y el color, ha sido recientemente cuando, de forma extensiva, la industria ha ofrecido a los profesionales de la arquitectura, el interiorismo y la decoración de interiores, soluciones aplicables a sus proyectos, con estas características.

El aspecto perlescente es una propiedad superficial añadida a soportes de diversos orígenes.

Vidrio dicroico

La producción de vidrio ha sido pionera en esta tecnología. En este caso, el cromatismo se consigue gracias al comportamiento dicroico del material, superponiendo diversas capas de óxidos metálicos, gracias a lo que resulta la división del color.

El espectro conseguido dependerá de la naturaleza metálica del recubrimiento. De esta manera, con el litio se obtienen tonos rojizos mientras que el azufre es el responsable de los reflejos amarillentos. Por otra parte, las tonalidades azuladas se consiguen por medio del óxido de cobre, y las verdosas con el bario.

Un ejemplo de vidrio dicroico se puede encontrar en las oficinas de la Canvas Worldwide, en Los Ángeles, obra del estudio A+I, o en la tienda Aesop en Miami, de Frida Escobedo.

Plásticos dicroicos

En este ámbito, son destacables las láminas de poliéster dicroico como las empleadas por Stefano Boeri para la construcción del Urban tree lounge en la Design week de Milan, en 2016.

Por otra parte, polímeros como el ETFE se han utilizado en el pabellón para la Serpentine Gallery de Londres en 2015, de la mano de los arquitectos españoles Selgascano.

Esmaltes cerámicos dicroicos

Con respecto a estos materiales, el mecanismo por el que se consigue el efecto de color cambiante está basado en la aplicación de sales metálicas en las fases finales de la cocción.

Un ejemplo sería La casa de la música y auditorio del despacho Cor & Asociados, en el Algueña (Alicante).

Luminarias iridiscentes

Las luminarias iridiscentes juegan con materiales como tecnopolímeros o policarbonatos que capturan y proyectan tanto la luz natural como la artificial para crear juegos de luz a través de reflejos, sombras y transparencias. La versatilidad de estos materiales permite crear luminarias elegantes, glamurosas y sofisticadas.luminarias iridiscentesSon múltiples las opciones que se pueden encontrar y es evidente que estos recursos de luz y color han venido para quedarse.

Consulta todas las tendencias de iluminación para este 2020 aquí.

 Recuerda: te ayudamos a encontrar tu luz.

 Saber más…

SUBIR