Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

Cómo iluminar una escalera

Las escaleras son una zona de paso que conviene destacar como elemento decorativo, y para ganar en seguridad y prevenir accidentes.

El planteamiento de la iluminación dependerá de la tipología de la escalera, del estilo y de la instalación que tengamos. También hay que considerar la entrada o no de luz natural y las sombras que se pueden generar.

El tipo de iluminación elegido irá en consonancia con el resultado que queramos obtener: desde una solución básica a una más creativa.

Si bien no requieren un nivel de luz excesivamente alto, sí que hay que prestar atención a que tengan una luz suficiente.

Se ha de buscar el equilibrio de luz mediante soluciones de iluminación que no deslumbren ni entorpezcan el paso.

Apliques para iluminar escaleras

Apliques

Este tipo de luz de pared es el más habitual. Ayuda a iluminar con luz difusa todo el espacio circundante y no solamente los peldaños.

La variedad de modelos existentes permite hacer combinaciones muy decorativas.

Modelos para iluminar escaleras con techos altos

Escaleras abiertas y techos altos

Algunas escaleras, sobre todo las flotantes, se encuentran abiertas a otras áreas. Los pasamanos en vidrio o policarbonato ayudan a crear un efecto ligero y a aprovechar la luz de los escalones y de la estancia contigua.

Si además disponemos de techos altos podemos recurrir a lámparas de suspensión decorativas.

Modelos para iluminar escaleras con hueco

Escaleras con hueco

El hueco de la escalera permite recurrir a lámparas colgantes que creen efectos visuales decorativos.

También es una buena opción una tela tensada retroiluminada en blanco o con un estampado que imite una ventana, un cielo estrellado, un anuncio o una imagen corporativa. De este modo se puede conseguir un efecto claraboya.

 

 Apliques en metal dorado

Iluminar los peldaños

Iluminar los peldaños evita que tropecemos con ellos. Es muy recomendable recurrir a esta solución en tiendas, oficinas y edificios públicos para evitar despistes.

Este tipo de iluminación indirecta resulta muy decorativa y funcional: dirige la luz hacia abajo, por lo que no deslumbra a las personas.

Bañadores o focos de pared

Los bañadores o focos de pared son una solución muy habitual: permiten iluminar los escalones con una luz sutil, pero muy estética.

Se colocan empotrados en la parte inferior de la pared, sobre los peldaños y pueden incorporar sensores de movimiento para una mayor comodidad.

Lo habitual es colocarlos cada uno, dos o tres escalones, según la cantidad de luz que queramos tener.

Luz en los escalones

Otra manera de iluminar los peldaños en incorporando un punto de luz empotrado en cada uno de ellos en el voladizo o con una línea de luz horizontal en la parte frontal o contrahuella.

En estos casos, se puede recurrir también a luz con color para crear efectos.

Pasamanos con luz

Integrar luz led en los pasamanos aporta una luz decorativa fácilmente combinable con el resto de la iluminación.

Líneas de luz

Las líneas de luz -compuestas por un perfil de aluminio, una tira de led y un difusor- empotradas a lo largo de de la pared ayudan a delimitar la zona de paso con efectos creativos muy espectaculares.

Este tipo de composición permite la personalización total del proyecto con formas verticales, horizontales, en zigzag o como se quiera.

Escaleras de exterior

En exterior las luminarias han de ser resistentes al viento, agua e impactos, por lo que han de tener un índice de protección alto -IP65-.

Recuerda: te ayudamos a encontrar tu luz.

 Saber más…

SUBIR