Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

Súmate a la tendencia aplique

Aunque algunos apliques constituyen en sí mismos un elemento decorativo que podría considerarse artístico, el uso de apliques en la iluminación no es solo un recurso ornamental.

La variedad de modelos y estilos existentes los vuelve indispensables a la hora de crear ambiente. Son elementos de luz que atraen nuestra mirada de manera sutil.

Apliques decorativos

Elige el modelo según su uso

Como iluminación general

Si se quiere iluminar un pasillo entero, lo mejor es recurrir a apliques que proporcionen una luz uniforme. Habrá que recurrir a modelos con el mayor ángulo de luz.

En el caso de pasillos, descansillos, escaleras y zonas de paso es aconsejable también recurrir a sensores de movimiento para que luz se encienda y apague de manera automática.

Apliques de estilo industrial

Para crear ambiente

En este caso podemos recurrir a modelos con luz indirecta, es decir, que proporcionen una iluminación direccional hacia arriba, hacia abajo o en ambos sentidos.

Si dan luz frontal y queremos crear ambiente, es mejor elegir modelos que den una luz más difusa.

Los modelos con pantalla de tela dan una luz cálida que crea ambientes acogedores.

Para iluminación específica

Cuando se necesita iluminar un objeto concreto, un cuadro, una estantería o una zona, lo mejor es recurrir a apliques orientables.

Hay apliques específicos para iluminar cuadros. En estos casos, el uso de luz led evita que el cuadro se deteriore, ya que apenas emiten calor.

Los brazos extensibles son perfectos para crear rincones de lectura o espacios de estudio y trabajo.

Apliques para ganar espacio

Apliques en la cabecera de la cama

En este caso, los apliques sustituyen a las lámparas de sobremesa con lo que ganamos espacio en la mesita de noche.

En el caso de dormitorios, hay que elegir modelos que proporcionen una luz difusa y homogénea y que no deslumbren. También hay modelos que incorporan un brazo de lectura.

Si se trata de modelos grandes, hay que colocarlos de manera que no nos estorben ni golpeen al levantarnos.

Apliques para cabecera de cama

Apliques para sustituir lámparas de pie

Los apliques también pueden sustituir las lámparas de pie. En este caso deben estar colocados al nivel de la vista, a unos 1,75 m. del suelo aproximadamente.

Otros usos

Apliques en el baño

En el baño, se utilizan principalmente para iluminar los espejos. Colocados en los laterales nos dará una luz envolvente perfecta para maquillarnos o afeitarnos.

Apliques de señalización

Otro de los usos de los apliques es el de la señalización. Se utilizan para señalar puertas de entrada, escaleras o indicar direcciones en edificios grandes. Este tipo de llama la atención y sirve de guía. Hay soluciones más clásicas y elementos más modernos y decorativos para hoteles y oficinas.

Apliques para señalización de interior y exterior

Apliques de exterior

Los apliques de exterior son todo un clásico en terrazas, patios y espacios exteriores. Actualmente, se han desarrollado modelos más decorativos para dar un toque especial y diferente a estas zonas.

Apliques originales, también de exterior

Instalación

Los apliques se utilizan a menudo en parejas. Sin embargo, los brazos pueden instalarse solos y los modelos más pequeños y versátiles invitan a crear series a lo largo de escaleras o pasillos.

También hay modelos que no necesitan una instalación eléctrica previa, ya que están diseñados para colocarse en la pared mediante un anclaje y que permiten su encendido mediante cable y enchufe.

Recuerda: te ayudamos a encontrar tu luz.

 Saber más…

SUBIR